La cocina es un “salero” que se lleva dentro. En mi caso, tengo la suerte de haber heredado esta pasión por el arte de cocinar de mi familia, cuya tradición culinaria se remonta a generaciones memoriales. 

Hoy, pretendo compartir tanto las recetas que he heredado de mis orígenes como las que he ido aprendiendo en la cocina de mi casa. Recetas con carácter casero, sano, equilibrado y delicioso; pues “somos lo que comemos”.

Marina.

Anuncios